YOKOHAMA, Japón – Si le preguntas a un usuario por qué elige cierta marca o modelo, sin duda mencionará aspectos como diseño, confiabilidad, precio, tecnología, comodidad y seguridad. Es poco probable que mencione detalles como el proceso de fabricación o los principios que guían su producción. Si bien estos últimos suelen pasar desapercibidos para el consumidor, no dejan de ser elementos esenciales para poder ofrecerles las cualidades más codiciadas en un vehículo.

En Nissan, el proceso de fabricación es tan importante como la tecnología de punta, los elegantes diseños y las medidas de seguridad del producto terminado. Esto es algo que Nissan ha sabido desde que la empresa se fundó a principio de la década de los treinta.

Veinte años después del desarrollo de las primeras líneas de ensamblaje en Estados Unidos, ninguna automotriz japonesa había siquiera intentado producir vehículos en masa. Para responder a este reto, era necesario crear una nueva empresa a través de una serie de fusiones; así como construir una instalación de producción de gran dimensión que incorporara tecnología de punta (una proeza sin precedentes para el Japón de aquellos tiempos). Además, se requería del esfuerzo de capacitar una mano de obra que pudiera aplicar nuevas técnicas que no habían sido usadas en el país. Esa empresa fue Nissan, y la infraestructura en cuestión fue la planta de Yokohama, su sede original.

Fabrica Nissan Fabrica Nissan

Emprender el cambio de autos fabricados a mano hacia la producción en masa significó un gran desafío para los ingenieros de producción de Nissan, quienes se enfrentaron a un conjunto de nuevas dificultades técnicas y de logística que solo podrían ser resueltos importando técnicas y equipamiento. Como cualquier nueva empresa, Nissan tenía la presión de ofrecer productos que estuvieran a la altura de sus competidores en Estados Unidos y Europa.

Estos desafíos dotaron a esta empresa emergente de un propósito que la definiría: la producción en masa de vehículos con funciones avanzadas y los más estrictos estándares de calidad. Esto dio como resultado el Datsun 14, el primer auto fabricado en masa en Japón, el cual vio la luz en 1935. Este modelo fue un éxito rotundo, sentando una base sólida para los negocios de Nissan.

86 años después, seguimos impulsados por la misma obsesión: ser los primeros en ofrecer tecnologías como ProPILOT 2.0 y e-POWER a nuestros usuarios en vehículos costeables de alta calidad. Hoy en día, estas tecnologías pueden incorporarse en autos cuya estructura ha permanecido igual por décadas (aunque no ha sido fácil de lograr). Del mismo modo, las líneas de producción que fabrican estos vehículos son similares a las líneas de ensamblaje creadas por otras marcas hace más de un siglo.

Fabrica Nissan Fabrica Nissan

Esto tendrá que cambiar muy pronto, cuando los vehículos de Nissan atraviesen la transformación de esta generación más excepcional en cuanto a tecnología y calidad. Este salto vendrá acompañado de nuevos y más complejos sistemas de asistencia al conductor, atrevidos diseños que son posibles gracias a los sistemas de e-POWER o de propulsión completamente eléctricos, el uso de materiales más fuertes y ligeros, y un mejor ajuste y acabados. Para los usuarios, los beneficios que vendrán con estos autos modernos serán aún mayores. Para los ingenieros de Nissan, construirlos representan un reto que rivalizará con el desafío que sus predecesores enfrentaron hace 86 años.

Para responder a este reto, Nissan anunció en noviembre que invertiría un monto inicial de 33 mil millones de yenes (aproximadamente 300 millones de dólares) en su planta Tochigi en Japón. Esto marcó el comienzo de un programa integral para mejorar el potencial y el rendimiento de sus plantas de fabricación a nivel mundial.

Un ejemplo de esto es el montaje universal de sistemas de propulsión desarrollado recientemente, que puede instalar automática y eficientemente las casi 30 configuraciones de sistemas de propulsión usados por Nissan, ya sean motores de combustión, e-POWER o baterías eléctricas. La implementación de este sistema en las plantas de Nissan ayudará a facilitar una mayor variedad de sistemas de propulsión a los usuarios.

Esta es solo una de las nuevas innovaciones que ayudarán a Nissan a fabricar mejores autos que nunca. Se ha invertido más de seis años formulando, probando y perfeccionando estas tecnologías, las cuales finalmente están listas para ser implementadas de manera global.

Para Nissan, no hay duda de que vale la pena invertir tiempo, dinero y esfuerzo en esta labor. Después de todo, la historia ha enseñado el valor de redefinir los sistemas de producción, una lección que le debe al Datsun 14.

Si quieres aprender más sobre las nuevas tecnologías de producción de Nissan, haz clic aquí.